Cómo afrontar mentalmente una carrera de larga distancia

marathon paris Cómo afrontar mentalmente una carrera de larga distancia

Para correr una maratón o una carrera de larga distancia, además de unos buenos entrenamientos es preciso que tu cabeza también esté mentalmente capacitada para afrontar un reto de semejante dureza. Ten en cuenta que cuando alcances el kilómetro 30 del maratón estarás muy cansado y aún tendrás que afrontar otros doce. Por eso hoy te contamos cómo afrontar mentalmente una carrera de larga distancia.

  • Divide la carrera en pequeños objetivos. Es decir, lo mejor que dividas en tramos el maratón. Cuando realices los primeros 10 o 15 kilómetros comprobarás como habrás cumplido una meta, y así hasta el final. Le irás plantando cara a la prueba con objetivos cortos y fáciles de alcanzar.
  • Verte visualizando tu entrada en meta resultará muy motivador para ti en los momentos de más cansancio. Será una buena manera para sostener el esfuerzo acumulado. Muchas veces habrás soñado con este momento y con la llegada, donde tendrás a tus familiares y amigos esperándote. Recuerda que no les podrás decepcionar. Esto será un estímulo, sin lugar a dudas.
  • Tienes generar pensamientos positivos cuando vayas en carrera. Te hablarás a ti mismo, dándote ánimos. Entre otras cosas puedes decirte “voy a resistir”, “puedo hacerlo”, “estoy preparado para esto” y “tengo que acabar como sea”.
  • No cumplir con los objetivos marcados en una carrera puede resultar muy frustrante, pero será mucho peor si te retiras. Por eso siempre sera aconsejable que saques fuerzas de donde no hay para llegar a meta.
  • No seas crítico contigo mismo. En plena carrera no es el mejor momento para pensar si tenías que haber actuado de esta manera o de la otra. Seguro que te acordarás de todo lo que entrenaste y al final te parecerán pocas las sesiones. Esto no será la más adecuado para enfrentarte a una prueba tan dura como el maratón.
  • Piensa en todo lo que llevas recorrido y olvídate de lo que te queda. Te ha costado mucho esfuerzo y dedicación llegar hasta ahí, así que sólo te quedará un paso muy pequeño para cumplir con tu meta.

Nunca se deben de bajar los brazos ni rendirse hasta que se llegue a meta.

Tags:

Deja tu Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *