Cómo combatir el sedentarismo y luchar contra la obesidad

Largas horas sentadas ante la mesa de la oficina o de estudio, cansancio laboral o situaciones familiares que obligan a estar casi permanentemente en casa son algunas de las razones que llevan a que miles de personas en todo el mundo tengan una vida sedentaria.

¿Esto que supone? Pues principalmente un problema de obesidad, pero también otras consecuencias negativas tales como las siguientes:

  • Aumento del riesgo de muerte.
  • Incremento de las posibilidades de padecer enfermedades de tipo cardiovascular así como hipertensión, cáncer de colon, osteoporosis e incluso diabetes.

A grandes rasgos, estas son dos de los perjuicios que sufren las personas que pasan muchas horas al día sentadas o que no realizan ejercicio físico de manera periódica. Por eso, quienes deseen reducir aquellos y quienes tengan claro que no quieren tampoco tener problemas de obesidad por ese hábito, es hora de que actúen rápidamente.

obesidad sendentarismo Cómo combatir el sedentarismo y luchar contra la obesidad

En concreto, es importante que sepan que el sedentarismo se puede combatir a través de muy diversas maneras:

  • Utilizando a diario las escaleras y no el ascensor.
  • En la medida que se pueda, ir al trabajo bien andando o bien en bicicleta.
  • Acometiendo tareas en el hogar diarias que supongan algo de ejercicio físico. Con esto nos referimos tanto a salir a tirar la basura como a sacar el perro a pasear o realizar alguna labor de bricolaje que sea necesaria.
  • Otra manera para luchar contra la obesidad y el sedentarismo es salir a pasear todos los días al menos media hora. En esta época de verano, una estupenda opción es hacerlo al atardecer.
  • Aprovechar los días que se tenga de descanso para organizar una actividad al aire libre en familia, como puede ser acometer una ruta senderista sencilla, ir a la playa o salir al campo a pasar una jornada al aire libre.
  • Cuando se pasa mucho tiempo sentado en casa, aprovechar para levantarse del sofá cada hora y dar unos cuantos pasos por toda la casa.

A grandes rasgos, estos son algunos de los sencillos consejos que se deben cumplir a rajatabla para conseguir frenar la obesidad y acabar con el sedentarismo. Al hacerlo se logrará no sólo mantener el peso sino también disfrutar de otros beneficios tales como estos:

  • Mejorar el funcionamiento del sistema respiratorio y cardiovascular.
  • Acabar con los problemas de insomnio.
  • Ponerle fin a cuadros de estrés y ansiedad.
  • Disminuir los riesgos de padecer cáncer o colesterol.
  • Mejorar la resistencia muscular y la fuerza.

Deja tu Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *