Running para principiantes: Consejos para comenzar a salir a correr por primera vez

running Running para principiantes: Consejos para comenzar a salir a correr por primera vez

Después de las vacaciones son muchas las personas que se marcan una meta para el nuevo curso. Además de aprender inglés, la mayoría deja para septiembre lo de empezar a correr. Pero para que sea un éxito tu incursión en el mundo del running, nosotros te damos una serie de consejos para principiantes:

  • Todo el mundo cuando comienza una actividad lo hace con demasiada motivación. Esto no es malo si se sabe controlar. En un principio hay que entrenar de manera lenta y segura. Los tiempos pasan a un segundo plano. Déjate guiar por las sensaciones. A medida que pasen los días aumentaremos la intensidad y la distancia.
  • Desde el principio se aconseja realizar técnica de carrera al menos una vez a la semana. Consiste en una serie de ejercicios básicos que incluyen los desplazamientos laterales, andar con los talones, andar con las puntillas, skipping con rodillas al pecho y skipping con rodillas al glúteo. Estos ejercicios son más bien de refuerzo y nos serán de gran ayuda a la hora de mejorar nuestra zancada y estilo.
  • Recuerda que los metatarsos son los que deben golpear al suelo en la vertical de la cadera, debajo del centro de gravedad para disminuir los impactos producidos con cada apoyo. En el caso de las rodillas, deben estar semiflexionadas en el momento del impacto para que la fuerza del impulso sea mayor. En lo que se refiere al tren superior, hay que mantener las manos y los hombros relajados, con los pulgares hacia arriba y los codos con una angulación de 90 grados. Asi conseguiremos una mayor estabilidad a la hora de correr.
  • Intenta que las respiraciones sean largas y no demasiado profundas, intentando que el ritmo sea cómodo y natural.
  • El ritmo que lleves en las primeras sesiones debe ser muy suave, que te permita mantener una conversación. Las pulsaciones deben rondar entre el 60 y el 70% de tu frecuencia cardíaca máxima.
  • Realizarás una buena inversión si gastas algo de dinero en unas zapatillas de running. No te fijes en el diseño ni en los colores. Lo importante es que tengan buena amortiguación y que te resulten cómodas para correr. De esa manera te evitarás las lesiones en tobillos y rodillas.
  • Si no estás acostumbrado a realizar ejercicios físicos es posible que con el paso de las semanas tu musculatura y articulaciones se resientan por la carga de entrenamientos. Tómate unos días de descanso para recuperarte.

Deja tu Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *